Estamos situados en:

C/ Dr. Fleming 14, Coslada, Madrid

Teléfono de Atención

912 99 20 70

Email

info@mirallesdental.com

WhatsApp

623 58 72 43

Tratamiento del abceso dental

Existen muchos factores de riesgo que pueden generar una mayor predisposición a padecer esta patología. Una mala higiene dental y el alto consumo de azúcares aumentan el riesgo de caries y por tanto la aparición de un absceso dental.

Se trata de una patología que puede afectar a personas de cualquier edad y, si no se trata a tiempo, puede haber riesgo de perder la pieza dental; incluso puede producir alguna complicación en otra parte del cuerpo, debido a una infección generalizada.

Para atajarlo es necesario tratamiento urgente, ya que un absceso dental no desaparecerá por sí solo.

QUÉ ES UN ABCESO DENTAL

Un absceso dental es una acumulación de pus alrededor de la raíz de un diente ocasionada, en la mayoría de los casos, por una infección bacteriana que se ha extendido desde el diente a los tejidos circundantes. Un absceso grave puede extenderse a encías, mejillas o mandíbula.

Está causado por bacterias que penetran en la pulpa de su diente o en las encías que lo rodean. La pulpa puede infectarse cuando existe una caries o un diente roto.

El organismo reacciona ante la infección con un aumento del número de glóbulos blancos (leucocitos). Los glóbulos blancos muertos se convierten en el pus que forma el absceso.

TIPOS DE ABCESOS DENTALES

En función de su localización y de la causa, podemos identificar dos tipos de abscesos dentales:

Periapical: es el absceso dental más común. Este tipo de absceso dental se forma por una caries que ha penetrado profundamente en la pieza y que no ha sido tratada a tiempo. También puede ocurrir debido a un fuerte golpe recibido en la boca.

Periodontal: este caso el líquido se acumula en los tejidos que reciben el nombre de periodontos. Precisamente la periodontitis es una de las principales causas de dicho absceso dental.

SÍNTOMAS DEL ABCESO DENTAL

Sus síntomas son muy variados, siendo el dolor el predominante. Se caracteriza por una fuerte intensidad, por su carácter pulsátil, por ser agudo y continuo y porque puede extenderse a toda la mandíbula e incluso a la región del oído y del cuello. Este dolor se incrementa al comer.

La sensibilidad dental es uno de los síntomas más frecuentes cuando existe una infección en la boca. Esta sensibilidad suele aparecer cuando se toman alimentos fríos o calientes.

Otros síntomas que pueden decirnos que padecemos un acceso dental pueden ser:

– Halitosis: una de las consecuencias de los abscesos dentales es el mal aliento.

– Encías hinchadas

– Fiebre.

– Hinchazón de la mandíbula, el suelo de la boca o las mejillas

– En ocasiones, dificultad para abrir la boca o tragar

– Si aparece una fístula o flemón.

DIAGNÓSTICO DEL ABCESO DENTAL

El dentista se encarga de llevar a cabo un análisis de la situación, examinando todas las partes de la boca para determinar el origen de la infección y poder tratarla junto al absceso dental. Para ello, en algunos casos es necesario hacer una radiografía de la zona afectada.

Las radiografías dentales evalúan el estado de la pieza dental y del hueso circundante. Las tomografías computarizadas pueden llegar a ser necesarias cuando la infección se ha hecho invasiva.

TRATAMIENTO DEL ABCESO DENTAL

Los abscesos que no se tratan pueden complicarse y llevar a problemas peores para la salud. Con el tratamiento oportuno podremos curar la infección y muy a menudo salvar el diente dañado. Los diferentes tratamientos que tenemos frente a un absceso dental son:

Es importante que no fumar durante el tiempo que se tenga el absceso ya que podría complicar el tratamiento.

Drenaje del absceso dental: para erradicar todo el pus y reducir la presión en la boca.

Antibióticos: para controlar la infección bacteriana y evitar que se extienda a otras partes del cuerpo.

– Curetaje dental: es otro tratamiento muy muy efectivo para limpiar lo más profundo del diente y eliminar las bolsas periodontales, los restos de comida y las bacterias.

Cirugía periodontal: está indicada cuando la raíz del diente se encuentra muy afectada y cuando hay gran pérdida del hueso, para acabar con la infección.

Endodoncia: para eliminar la pulpa infectada e intentar salvar el diente.

Extracción dental: en caso de fracturas, movimientos del diente o infección muy grave.

PREVENCIÓN DEL ABCESO DENTAL

Para prevenir la aparición de los abcesos dentales lo más importante es mantener una buena higiene oral, por ello os recomendamos seguir las siguientes pautas:

– Cepillar los dientes, al menos, 2 veces al día.

– Usar enjuague bucal con flúor.

– Usar hilo dental.

– Cambiar el cepillo de dientes, mínimo, cada 3 meses.

– Beber mucha agua.

– Disminuir el consumo de azúcares.

– Evitar el consumo de tabaco, alcohol y drogas.

– Revisiones dentales periódicas.

Si crees que puedes tener un abceso dental, te aconsejamos acudir a nuestra Clínica Miralles Dental para realizar un diagnóstico personalizado del estado de tu salud buco dental.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad